Etiquetas

13-Oct-2019

Please reload

Posts recientes

concurso de ideas para el Cerro Las Cañas

20-Jan-2015

1/10
Please reload

Posts destacados

Relación Valparaíso Ciudad Puerto 2014: ¿Oportunidad o Conflicto?

13-Dec-2013

¿Por qué se le dice al porteño que el puerto debe crecer y por otro lado se le dice que debe recuperar su borde y el resultado de esta ecuación fue una sola propuesta y no varias, comparables, discutibles y evaluables por comisiones calificadas?

Por Gonzalo Undurraga

Arquitecto

 

 

El 2014 es clave para el futuro de la ciudad, dependiendo de las decisiones que se tomen frente a las consecuencias derivadas de los dos mega proyectos que transformaríasn en un 100% su borde costero: Puerto Barón y el Terminal 2.

 

Si juntamos todos los planes de recuperación urbana y los proyectos público-privados de rehabilitación de edificios realizados a la fecha, veremos que su impacto en la ciudad es menor, comparado con el Plan Maestro de Puerto Valparaíso (EPV). Complejo, ya que un terminal para transferir 10 millones de contenedores anuales en una plataforma nueva de 14 hectáreas (entre calles Almte Gómez Carreño y Freire) y un centro comercial de 120 mil m2, todo en la franja marítima que siempre ha sido el activo histórico más preciado – de cualquier ciudad del mundo -, es una intervención de tal magnitud que, así como se pretende sea motor de reactivación, legítimo es que para muchos signifique el tiro de gracia, no solo para la ciudad, sino que también (por razones de logística, factibilidad económica e incluso legal) para el puerto.

 

Tal polarización, desconcertante y penosa, tiene su origen en una parcelación idealizada y políticamente ingenua del territorio en cuestión que no logró cristalizarse, desperfilándose y desvirtuando así su cometido inicial, cuál era el generar una apertura urbana generosa del borde costero. Llegó el minuto en que la desinformación y judicialización permanente distrajo la atención frente al absurdo de canjear una zona portuaria por un mall. La autoridad local, colmada de mitos sobre los planes de desarrollo, ahora se regodea con una discusión tan inconducente, fútil y mediocre como el plan mismo al que se le somete. Hablar de un mall versus la necesaria expansión portuaria, en un clima de hechos consumados, es justamente el reflejo del poder de mitificación del plan, al lograr la muerte del “héroe”: el inclasificable Pancho.

 

Cuando los expertos de ICOMOS vienen a evaluar el asunto para luego emitir su veredicto desde las antípodas y el material de registro recogido por ellos pasa a ser el botín de un lanza, el mito aumenta y revela una transversalidad, la eterna capacidad de reírnos de nuestra fatalidad. Ahí nos alineamos, porque no entendemos nada. No basta ser parte del surrealismo mágico porteño, o saber al dedillo la cantidad de centavos de dólar que queda por contendor para tomar una postura.

 

Hay que estudiar el fenómeno global de disociación o divorcio ciudad puerto, iniciado con la modernización de puertos hace ya varias décadas. Analizar las causas y los efectos que tuvo en ciudades que fueron recuperando espacios excepcionales junto a sus centros históricos, preservando actividades portuarias blandas o duras, dependiendo de cada realidad geográfica y de la audacia o ponderación de sus autoridades, confinando el puerto moderno adecuada y sustentablemente. Y entonces ahí realizar el diagnóstico local, las propuestas y la discusión especializada, para llegar a una nueva relación bien pensada de los habitantes de la ciudad con su mar, a partir de un relato objetivo y genuino de la historia de su costa, que reafirme la identidad urbana para generar polos de desarrollo en distintas actividades cívico culturales y sobre todo nuevos negocios, a partir de nuevas sinergias en el radio urbano y a nivel país. Algo que dudosamente se puede desprender del actual Plan Maestro de la EPV. Obsoleto y cuestionado por diversos expertos, ha sido forzosamente actualizado ante el inesperado convidado de piedra, la UNESCO y su declaratoria, que no solo vino a proteger la Zona Típica, sino que colaboró con la puesta en valor de todo el anfiteatro porteño, el verdadero casco histórico, arquitectónico y cultural, frente a los ojos del mundo.

 

Mall Plaza Barón se arroga similitudes con aperturas marítimo-urbanas en Boston, Baltimore, Barcelona y otras muchas ciudades que cuentan con Autoridades Portuarias locales, que sí pudieron decidir qué hacer con el puerto y garantizar la ganancia en términos de metros cuadrados de espacio público abierto (no